Realiza Agua de Puebla 75 monitoreos diarios en tomas y líneas de distribución

Para garantizar la calidad del agua potable que suministra en su zona de cobertura a más de 1 millón 700 mil habitantes de la ciudad, Agua de Puebla para Todos realiza actualmente 75 monitoreos diarios en las tomas de los usuarios y líneas de distribución, a fin de verificar la calidad del agua con presencia de cloro residual libre, sumando en lo que va del año más de 15 mil tomas monitoreadas, superando 200 por ciento lo que establece la norma sanitaria y asegurando el suministro de agua de calidad a la población.

Tal es el caso de las 822 escuelas ubicadas dentro de la zona de cobertura de la concesionaria donde se suministra el vital líquido, a través de 198 fuentes como pozos subterráneos que abastecen a la ciudad en general y en las que en todas se realiza la desinfección permanente por medio de hipoclorito de sodio al 13%, cumpliendo así con la calidad establecida en la norma NMX-K-281-SCFI-2012 y eliminando cualquier tipo de patógeno.

Luego de que algunos medios refirieren un estudio respecto a la calidad del agua en las escuelas en el país, donde menciona que algunas escuelas de esta ciudad reciben agua con coliformes y metales como plomo, nitratos, arsénico o sulfatos, Agua de Puebla informa que dicha aseveración carece de sustento, toda vez que el agua suministrada por la concesionaria está libre de estos patógenos que se encuentran muy por debajo de los rangos que marca la Norma Oficial Mexicana: NOM-127-SSA1-2000: “Salud ambiental, agua para uso y consumo humano-límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización”. incluso con la supervisión de la Secretaría de Salud.

Para ello se realizan análisis a las fuentes de abastecimiento para medir los parámetros físicos, químicos y microbiológicos de agua potable, de acuerdo a la NOM-179-SSA1-2020: “Vigilancia y evaluación del control de calidad del agua para uso y consumo humano”, asegurando que se encuentren dentro de los límites máximos permisibles en la normatividad, sumando al año 2,920 análisis de calidad bacteriológica en los pozos, la red de distribución, tanques y rebombeos de agua que abastecen a la zona de cobertura.

Asimismo, se han realizado reuniones con autoridades de la SEP, a fin de apoyar a las escuelas con el suministro de hipoclorito de sodio para su dosificación adecuada y aplicación en sus distintos puntos de almacenamiento y asegurar con ello que la calidad del agua suministrada conserve sus parámetros.