Retiran 4.9 millones de botellas de Fabuloso por contaminación de bacterias

ESTADOS UNIDOS.- La Comisión de seguridad de productos del consumidor de EE.UU (CPSC) informó que están retirando del mercado casi 5 millones de productos para la limpieza Fabuloso, debido a que “contienen peligrosas bacterias de la especie Pseudomonas, incluidas Pseudomonas aeruginosa y Pseudomonas fluorescens, que son organismos ambientales que se encuentran ampliamente en el suelo y el agua” dijo el comunicado.

Los productos Fabuloso son fabricados por Colgate Palmolive, empresa especializada en productos para el hogar, con sede en Park Avenue, en Midtown Manhattan, Nueva York.

El peligro informa, que las personas con sistemas inmunitarios debilitados, aquellas que usan dispositivos médicos externos o padecen de afecciones pulmonares subyacentes que queden expuestas a estas bacterias enfrentan “un riesgo de infección grave que puede requerir tratamiento médico”.

Las botellas fueron vendidas en línea en Amazon.com y otros sitios web y en Dollar General, Family Dollar, The Home Depot, Sam’s Club, Walmart y otros minoristas importantes en todo Estados Unidos desde diciembre de 2022 hasta enero de 2023 por entre 1 y 11 dólares, indica el aviso.

La advertencia señala que una pequeña parte se vendió además en Canadá, pero no se mencionan otros países, como México, donde Fabuloso también se comercializa. 

Estas bacterias pueden ingresar al cuerpo si se inhala, a través de los ojos o a través de una herida en la piel.

Las personas con sistemas inmunitarios saludables generalmente no se ven afectadas por la bacteria.

Colgate Palmolive dice que alrededor de 3,9 millones de esas botellas de Fabuloso nunca se lanzaron a la venta.

¿Porqué se contaminó?

Fabuloso aseguró que la causa de la contaminación de las botellas está relacionada con un problema en su fabricación, que causó que no se agregara un conservante en los niveles requeridos. 

Los productos afectados fueron fabricados entre el 14 de diciembre de 2022 y el 23 de enero de 2023. De esas 4.9 millones de botellas, el 80% de las unidades producidas no se pusieron a la venta, es decir, unas 3.9 millones de unidades.

“Con un conservante inadecuado, existe el riesgo de crecimiento de bacterias en los productos retirados”, explica el aviso.