PROFECO pide retirar del mercado un cereal para bebés

Ricardo Sheffield, titular de la PROFECO dijo que la Cofepris está obligada a sacar el Cerelac, cereal con leche de Nestlé,del mercado porque incumple la normatividad que le aplica.

“La Cofepris no ha actuado y ya se les remitió la información (de la Profeco), esperemos actúen pronto, porque es un incumplimiento de la NOM-131-SSA1-2012, productos y servicios. Fórmulas para lactantes, de continuación y para necesidades especiales de nutrición. Alimentos y bebidas no alcohólicas para lactantes y niños de corta edad. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales“.

Explicó que esa norma se emitió en el 2012, por lo que no se puede decir que no conocen que dicha normatividad pide que los cereales no traigan leche, “nadie puede alegar ignorancia, ni la autoridad ni la empresa”.

¿Por qué quieren retirar Cerelac?

Por incumplir la Norma Oficial Mexicana (NOM) de fórmulas para lactantes, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) pidió a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) retirar el cereal de trigo con leche para bebés.

Nestlé Cerelac con leche, reducido en azúcar, ya trae la leche y la norma establece que la leche debe ser añadida y de preferencia materna“, por no cumplir la norma debe salir del mercado, lo que no es competencia de la Profeco, sino de la Cofepris.

Además se comentó que no se apega a la NOM es el producto más caro entre la gama de cereales para bebé, ya que cuesta 187 pesos, cuando el promedio de precios es de 50 pesos.

En la Revista del Consumidor del mes de marzo se dará a conocer el estudio completo de los 30 cereales para bebé -de avena, trigo y arroz- que analizó la Profeco y que en su mayoría “salieron bien evaluados”, con excepción del que no cumple la norma.

Se sugirió que las mamás deben de combinar este tipo de cereales con leche materna, por lo que lo mejor es extraerse la leche y mezclarlo con el cereal. Además, recomendó hacer estos productos en casa, en lugar de comprarlos, porque es más barato hacerlos, siguiendo la receta de Profeco.