El primer éxito de Paul McCartney tras su separación de “The Beatles”

Fernando Aguilar

Se sabe que para Paul McCartney, dejar a “The Beatles” no fue un proceso fácil y ha declarado que superarlo fue en gran parte gracias a su esposa Linda Eastman (su nombre de soltera).

Una de las canciones más famosas de Paul en solitario es “Maybe I’m amazed” (escrita en 1969) y que claramente está dedicada a Linda.  El primer material de larga duración de Paul fue el disco denominado simplemente “McCartney” y es donde aparece ésta canción, el larga duración fue puesto a la venta el 17 de abril de 1970.

La canción no fue promovida a manera de sencillo y logró convertirse en una de las favoritas de los seguidores de Paul.  Eventualmente “Band on the run” y “Live and let die” también se colocarían entre las favoritas de los fans.  El sencillo de “Maybe I’m amazed” apareció hasta principios de 1977.

Personalmente, la canción la conocí hasta que escuché el doble larga duración en vivo de 1976 “Wings over America” en una clara influencia de mi amigo Jorge García (“Coco”) que me ilustró que había Beatles después de “The Beatles” y había que conocer lo que habían ido publicando ya separados.

Definitivamente “Wings over America” es uno de mis discos favoritos “en vivo”.  Un día como hoy de 1970, el disco “McCartney” inició un período de tres semanas en la posición número uno de LPs en los Estados Unidos.  Se le reconoce a Paul su gran capacidad musical al haber sido él solito quien tocó todos los instrumentos que podemos escuchar en cada canción del disco, Linda aportó las voces de apoyo.

Ahora bien, la canción fue grabada primero por el grupo “The Faces” (que incluía en la voz principal a Rod Stewart) para su larga duración “Long player”.

“Maybe I’m amazed” aparece en el lugar 338 dentro de la 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone (2004) y es la única en la lista de Paul como solista.  

Ya hablaremos más de Paul, tanto cuando canta como un ángel del pop como cuando lo hace como un demonio del rock.

Este es un ejemplo de lo que es un músico completo, de pie para recibir a Sir Paul McCartney: