Baños que tiran aguas negras, varados… así es Conviasa, la aerolínea venezolana que estrenará el nuevo aeropuerto de México

La aerolínea venezolana Conviasa, que inaugurará los vuelos internacionales desde el Aeropuerto Felipe Ángeles (AIFA), en Santa Lucía, el 21 de marzo próximo, está promoviendo con bombo y platillo en sus redes el estreno.

“¿Ya compraste tu boleto para nuestro vuelo inaugural hacia Santa Lucía, México? Te ofrecemos una tarifa súper especial de inauguración”, señala vía Twitter, donde proporciona información de dónde y cómo adquirir los boletos. La tarifa que marca es de ida y vuelta, por 371 dólares (7 mil 761 pesos mexicanos).

En su página: conviasa.aero, marca un solo vuelo de ida y uno de regreso para la fecha; la salida está programada desde Caracas a Santa Lucía, a las 10:00 a.m del 21 de marzo, en un vuelo directo de cinco horas.

Sin promoción, el precio es de 240.82 dólares (5 mil 20 pesos mexicanos); y el regreso está programado a las 16:00 del mismo día, con arribo a las 23:00 horas a Caracas. El costo, en este caso, es de 229.60 dólares (4 mil 803 pesos). Aun sin tarifa de inauguración, el precio es mucho más barato que en otras aerolíneas, que rondan los 20 mil pesos.

Conviasa

Se trata de una empresa estatal que creó el hoy fallecido expresidente Hugo Chávez, quien prometió convertirla en la línea aérea orgullo de Venezuela. El vuelo inaugural del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticos y Servicios Aéreos, SA (Conviasa) se realizó el 28 de noviembre de 2004.

En cambio, las quejas por retrasos y fallas se han convertido en una constante. En febrero de 2020, durante la administración de Donald Trump, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a la aerolínea, señalando que el régimen del actual presidente, Nicolás Maduro, “depende de Conviasa para trasladar a funcionarios corruptos del régimen en todo el mundo para impulsar el apoyo a sus esfuerzos antidemocráticos”.

Las sanciones implican la prohibición a estadounidenses para realizar transacciones ligadas a la empresa bloqueada.

Con información del Universal