Partido de beisbol desató ataque de “El Chueco” en caso de los jesuitas: Fiscalía de Chihuahua

Los dos sacerdotes jesuitas y un promotor turístico de la zona fueron asesinados en Cerocahui por “el Chueco”, luego de un pleito tras la derrota de un equipo de beisbol patrocinado por uno de los capos de la Sierra Tarahumara, en Chihuahua, informó la Fiscalía del estado de Chihuahua.

El fiscal del estado de Chihuahua , Roberto Fierro Duarte, informó en conferencia de prensa que los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y el guía de turistas fueron ubicados en la zona conocida como Pito Real, la cual está sobre la carretera entre San Rafael a Creel en el estado.

En conferencia de prensa, indicó que se aplicaron los protocolos de identificación, además de seguridad, los cuales incluyen el apoyo integral de los operativos y la presencia de los cuerpos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, ya que la prioridad será brindar la seguridad y la certeza a los habitantes.

Fierro aseguró que en cuanto a las personas que fueron privadas de la libertad en ese mismo hecho, no fueron cuatro, sino dos.

¿Que sucedió en el partido de beisbol?

El Fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro, explicó que el lunes ocurrieron dos hechos violentos en la comunidad de Cerocahui.
Relató que el líder criminal José Portillo Gil, “El Chueco”, llegó el lunes por la mañana al pueblo en busca de los hermanos Paul Osvaldo y Armando Berrelleza Rábago, quienes jugaron en el partido de beisbol del día anterior.

En”El Chueco”, vinculado con el Cártel de Sinaloa, fue a la casa de Armando y Paul, a quien hirió de un balazo, y los plagio después de prender fuego a la vivienda.
Horas más tarde, “El Chueco” acudió al hotel de Cerocahui donde se topó con el guía de turistas Pedro Palma, a quien también secuestró.
Palma logró escapar y, herido, buscó refugiarse en la parroquia, hasta donde llegó el líder criminal para ejecutarlo, así como a los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora.
Portillo y sus cómplices se llevaron los tres cuerpos, mismos que ayer fueron localizados en la comunidad de Pitorreal, a unos 80 kilómetros de Cerocahui.

En tanto, los dos hermanos Berrelleza siguen desaparecidos.

El fiscal precisó que en relación al supuesto secuestro de una mujer y un menor de edad, quienes son habitantes de Cerocahui, por medio de la autoridad investigadora se logró establecer que ellos se retiraron del lugar sanos y salvos, ya se tuvo comunicación con los familiares quienes informaron que tanto la mujer como el menor se encuentra en el óptimo estado de salud.

Horas más tarde se suscitó un segundo evento en un hotel del poblado, donde según algunos testigos Pedro P., un conocido guía de turistas interactúa con “El Chueco” y posteriormente fue privado de la libertad.

Indican las declaraciones recogidas por la autoridad ministerial, que el hombre anteriormente privado de la libertad se escapó y llegó al templo del pueblo donde fue auxiliado por los religiosos, quienes lamentablemente fueron privados de la vida por proyectil de arma de fuego y cuyos cuerpos se llevó el agresor”.

En cuanto a la localización de los cuerpos, se destacó que fue la tarde de este miércoles dentro de los operativos y barridos ininterrumpidos en la zona que se logró localizar en la zona conocida como Pito Real los cuerpos de las víctimas, por lo cual se aplicaron los protocolos de identificación.

Por último, se informó que la prioridad es la detención del presunto responsable y garantizar la seguridad en la zona.