Murió Benedicto XVI; el papa emérito

Benedicto XVI tuvo como nombre de pila Joseph Aloisius Ratzinger. Nació el 16 de abril de 1927 en Alemania. Su padre fue Joseph Ratzinger, mientras que su madre fue María Ratzinger. Estudió teología en la Universidad de Munich.

Se desempeñó como principal asesor teológico del papa Juan Pablo II. A su vez, como decano del Colegio de Cardenales, fue su deber llamarlos para realizar el cónclave tras la muerte de Juan Pablo II

El ex papa Benedicto, falleció este sábado 31 de diciembre a los 95 años, en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, donde vivía desde que dejó el cargo en 2013, informó un portavoz de la Santa Sede.

El cuerpo del Papa Emérito estará en la Basílica de San Pedro del Vaticano para la despedida de los fieles“, reza otro comunicado de la oficina de prensa de la Santa Sede. Poco antes de las 11:00 de este sábado, las campanas de la basílica repicaron por la muerte del papa emérito, mientras cientos de personas se acercaban a la plaza para recordar la figura de Joseph Ratzinger.

El funeral por el papa emérito Benedicto XVI, fallecido hoy a los 95 años, se celebrará el próximo 5 de enero en la plaza de San Pedro y será oficiado por el papa Francisco, informó el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni. Este había informado previamente de la muerte del pontífice alemán, que había renunciado en 2013, con un escueto comunicado, traducido después a cinco idiomas, incluido el español

Te interesa leer: ¿Qué pasará tras la muerte de Benedicto XVI?

Benedicto XVI sorprendió al mundo entero cuando, el 11 de febrero de 2013, el Vaticano anunció que el entonces papa decidió renunciar de forma voluntaria a su puesto como máxima autoridad de la Iglesia católica a sus entonces 85 años, convirtiéndose así en el segundo Sumo Pontífice en retirarse bajo estas condiciones.

El único precedente registrado es el de Celestino V, quien renunció en el año 1294.

La salida de su cargo se hizo oficial el 28 de febrero de 2013, día en el que se trasladó a vivir al Castel Gandolfo mientras el puesto de papa estuvo vacante.

Dos días antes de que su renuncia fuera efectiva, el 26 de febrero de 2013, el entonces portavoz vaticano, Federico Lombardi, anunció que tendría el título de ‘papa emérito’ o ‘Romano Pontífice emérito’, que seguiría siendo ‘Su Santidad Benedicto XVI’, que vestiría una sotana blanca más sencilla, sin la pequeña capa o ‘esclavina’ sobre los hombros, y que no llevaría el anillo del pontífice, sino uno de obispo. Esto no estaba escrito en ningún documento.

Ya con la llegada del arzobispo de Buenos Aires, José Mario Bergoglio, como nueva cabeza de la Iglesia, Benedicto XVI se mudó al antiguo Monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines del Vaticano, junto a su secretario Georg Gänswein. Desde entonces se ha dedicado a la oración, la lectura y el retiro espiritual.

22E38A88 9B2D 431B B43C 8D556BEC14C8
Papa Francisco y Papa emérito Benedicto XVI

La dimisión de Ratzinger, llevaba más tiempo como emérito -casi diez años- que el que tuvo como Papa en funciones -siete años y medio-, fue la primera renuncia de un pontífice desde 1294 y, su eventual muerte crea un escenario novedoso en los últimos ocho siglos.

La  noticia de su muerte llega días después de que el papa Francisco pidiera a los fieles que rezaran por Benedicto, diciendo que estaba “muy enfermo”.

“Quiero pedirles a todos una oración especial por el papa emérito Benedicto que sostiene a la Iglesia en su silencio. Él está muy enfermo. Pidamos al Señor que lo consuele y lo sostenga en este testimonio de amor por la Iglesia hasta el final”, dijo Francisco en su audiencia general el miércoles 28 de diciembre.