Escultura del papa Francisco dejando caer un bebé genera polémica

El artista chileno Pablo Maire creó una escultura en tríptico del papa Francisco, dejando caer a un bebé, llegó a México y ha causado polémica.

De acuerdo al autor la imagen fue ralizada penado en una crítica a la Iglesia católica y sus jerarcas que, perpetúan un modelo “violento y anacrónico”.

En la obra expuesta en la Aguafuerte Galería de la capital mexicana, titulada “Chao tradición”, en la primera figura aparece el papa arrullando a un bebé; en la segunda, el bebé es soltado por el pontífice y cae, y en la tercera aparece en el piso destrozado con el jerarca católico en risa plena.

El artista chileno se inspiró en una obra de la década de los 90 en la que el activista y artista contemporáneo chino Ai Weiwei tomó un antiguo jarrón de cerámica de la dinastía Han (que reinó del año 202 antes de Cristo al año 220 después de Cristo) y lo dejó caer al piso y se trituró, como una forma de protesta contra el Gobierno chino.

La obra hecha en poliresina de 27x11x9 centímetros, con base hecha de madera, fue propuesta por el artista al galerista mexicano Israel Alvarado, uno de los pocos miembros del gremio abiertos a presentar obras polémicas y disruptivas como la de Maire.

Con información de Forbes