Así fue la vida de Frida Kahlo
  1. Su verdadero nombre no era Frida: decidió llamarse así en 1935, pero en realidad se llamaba Madgalena Carmen Frieda Kahlo, nació en Coyoacán, México el 6 de julio de 1907. El padre de Frida era alemán y trabajaba como fotógrafo (incluso trabajó para el mismísimo Porfirio Diaz). Este trabajo, bien remunerado, le permitió ofrecer una buena educación a sus hijas y su madre era de ascendencia española e indígena. Kahlo hablaba español, inglés y alemán con fluidez.
  2. No fue el único cambio que hizo en su biografía: su fecha de nacimiento fue el 6 de julio de 1907, aunque más adelante ella misma empezó a decir que nació en 1910 (el año de la Revolución Mexicana).
  3. Su salud fue delicada ya desde muy pequeña: a los 6 años tuvo poliomielitis y, a causa de esta enfermedad, le quedó una pierna algo más corta que la otra. Sus compañeros de clase la apodaron “Frida pata de palo” sobrenombre que usó para firmar algunos de sus cuadros.
  4. Frida estudió medicina, de hecho fue una de las primeras mujeres en estudiar en la Preparatoria Nacional. Aunque el destino tenía otros planes para ella… un trágico accidente cambió su camino. En 1925, Kahlo sufrió un terrible accidente de autobús que la mantuvo postrada en cama durante muchos meses. Fue durante ese tiempo que comenzó a pintar.
  5. Un día, mientras estaba en un autobús con su primer novio, Alejando Gómez Arias, se dio cuenta de que se había olvidado el paraguas en la escuela. Decidieron bajar para volver a por él, y tomar luego otro bus. Esta decisión cambió radicalmente su vida. Este autobús tuvo un accidente muy grave: un tranvía los golpeó y Frida acabó con las costillas, las clavículas, la pelvis, la pierna derecha, el hombro y la columna dañados. Además un trozo de hierro la atravesó a la altura del abdomen y el útero (es la razón por la que nunca pudo ser madre). Era el 17 de septiembre de 1925.
  6. Frida nunca llegó a recuperarse plenamente: a lo largo de los años se sometió a unas 35 operaciones quirúrgicas, tuvo que llevar corsés de yesos, y en general atravesar periodos de mucho dolor físico. Algo muy recurrente en sus cuadros son las mariposas: ella decía sentirse frágil como las alas de este animal.
  7.  Otra de las curiosidades de Frida Kahlo es que su apariencia era, cuanto menos, diferente. Dejo crecer el vello de sus cejas y no se preocupó de que su bigote era bastante marcado, no se depilaba las axilas ni las piernas, e incluso en sus autorretratos lo exageraba, en un acto de rebeldía contra los estereotipos. Además siempre vestía con prendas locales, en especial el traje de Tehuana, una traje regional típico de Tehuantepec en Oaxaca, con una sociedad claramente matriarcal.
  8. En algunas pinturas, aparece su cama y un esqueleto tumbado sobre el dosel. Esto se llegó a interpretar como un elemento añadido, simbolizando la muerte. Sin embargo el esqueleto era real! Se trata de uno de los muñecos de papel mache que se suelen quemar en la festividad de «quema de Judas» en Semana Santa, y lo tenía sobre su cama.
  9. Ella decía que en su vida tuvo dos grandes accidentes: el primero fue el del autobús, y el segundo fue Diego Rivera. Fue el amor de su vida, con el que se casó en 1929. Diego, para aquel entonces, ya era un aclamado muralista de ideología comunista. Su amor fue muy grande, y también doloroso: Diego nunca supo serle fiel, incluso la traicionó con la hermana de ella. Se divorciaron pero…  se volvieron a casar. Fue una relación un tanto peculiar, bueno, muy peculiar. La madre de Frida, al enterarse de que su hija se casaría con Diego (20 años mayor que ella, comunista y no muy agraciado físicamente) dijo que parecían un elefante y una paloma. Kahlo, como mujer bisexual, tuvo aventuras románticas tanto con hombres como con mujeres, entre ellos un romance con el revolucionario marxista ucraniano-ruso León Trotski.
  10. Al principio de la relación, Frida sufría mucho por las traiciones de Diego, aunque pronto comenzó a hacer lo mismo. Es más, dicen que Frida buscaba a las amantes de Diego y les decía que ella sería capaz de amarlas mucho mejor que él. Y en muchos casos tuvo la oportunidad de demostrarlo. Sí: Frida era bisexual, tenía una visión muy liberal de la sexualidad.
  11. A lo largo de su vida tuvo varios amantes, entre los cuales destacan el fotógrafo americano Nickolas Muray (gracias a él podemos disfrutar de tantas fotografías de Frida), León Trotski y Chavela Vargas, quien le dedicó la canción La Llorona.
  12. Frida pintó unos 155 cuadros (55 de los cuales fueron autorretratos). Decía: “pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola, y me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco”.
  13.  André Breton pensaba que Frida era una artista surrealista (aunque tras visitar México dijo que lo que de verdad era surrealista… era el país). Gracias a él y a su admiración por ella, Frida participó en una exposición en París. Su cuadro “El marco” fue la primera obra de un artista mexicano del siglo XX comprada por el Louvre.
  14. Frida pasó una temporada en Estados Unidos con Diego. Pero no le gustó nada. Lo encontraba frío, gris, capitalista y echaba muchísimo de menos México, sus colores, su alegría, su comida. En Estados Unidos (concretamente en Detroit) tuvo un aborto, que le inspiró para pintar uno de sus cuadros más crudos: «Henry Ford Hospital».
  15. En 1954 su salud empeoró bruscamente y murió el 13 de julio con solo 47 años. En el mismo año pudo cumplir un sueño: tener una exposición propia en México. Su doctor le había prohibido salir de la cama… así que ella asistió ¡en su cama!
  16. En febrero de 1954 Frida escribió explícitamente en su diario acerca de sus ideas suicidas. Describiendo como una gran tortura los dolores físicos y psíquicos de los últimos seis meses tras la amputación de una de sus piernas un año antes, señaló que, aunque continuaba pensando en quitarse la vida, lo único que la retenía era Diego Rivera, a quien no deseaba abandonar porque tenía “la vanidad” de creer que ella le haría falta. Frida Kahlo murió en Coyoacán el 13 de julio de 1954. La causa oficial de su muerte fue embolia pulmonar y a su cuerpo no se le practicó la autopsia.
  17. Las últimas palabras que se leen en su diario son “espero una salida feliz y espero no volver jamás.
  18. Diego murió 2 años después. Su última voluntad era que sus cenizas fuesen colocadas cerca de las de Frida, en la Casa Azul. Sin embargo descansa en la Rotonda de las Personas Ilustres.
  19. La cantante Dulce María ex RBD declaró que tiene parentesco con Frida Kahlo, ya que la mamá de Frida era prima de su abuela materna Guadalupe Calderón, la mamá de Frida era Matilde Calderón y eran primas cercanas.
  20. Frases de Frida Kahlo:
  • Era una flor solitaria, mariposa gozosa te posaste ahí; después el polen de otra flor más fragante llamó, y la mariposa voló.
  • El hombre es dueño de su destino y su destino es la tierra, y él mismo la está destruyendo hasta quedarse sin destino.
  • Pinto flores para que así no mueran
  • Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?
  • A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar gente culta.
  • Intenté ahogar mis penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar.
  • ¿Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir? Tinta, sangre, olor… ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?
  • ¿Por qué le llamo mi Diego? Nunca fue ni será mío. Es de él mismo…
  • No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol.
  • Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarse a que te devore desde el interior.
  •  Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí.
  • Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.
  • Yo le duro lo que usted me cuide, yo le hablo como usted me trate y le creo lo que usted me demuestra.
  • El arte más poderoso de la vida es hacer del dolor un talismán que cura, una mariposa que renace florecida en fiesta de colores.
  • Lo quise hasta que mi dignidad dijo: no es para tanto.
  • Todo puede tener belleza, aún lo más horrible.
  • ¿Quién les dio la verdad absoluta? Nada hay absoluto, todo cambia, todo se mueve, todo revoluciona, toda vuela y va.
  • Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad.
  • Árbol de la esperanza, mantente firme.
  • Donde no puedas amar, no te demores.
  • En realidad no sé si mis cuadros son surrealistas o no, pero sí sé que representan la expresión más franca de mi misma.
  • Espero alegre la salida y espero no volver jamás.
  • Jamás en toda la vida olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste íntegra, entera.
  • Lo que no me mata me alimenta.
  • El surrealismo es la mágica sorpresa de encontrar un león dentro de un armario, donde se está seguro de encontrar camisas.
  • Ningún lugar es más triste que una cama vacía.
  • Yo, que me enamoré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.
  • Tan absurdo y fugaz es nuestro paso por este mundo, que solo me deja tranquila el saber que he sido auténtica, que he logrado ser lo más parecido a mi misma.
  • Querer descubrir y amar lo descubierto. Oculto. Con el dolor de siempre perderlo.
  • No quiero hablar contigo porque dicen que el pez por la boca muere y siempre que hablo contigo, acabo muriéndome un poco más.
casa azul Frida