Rechazan comerciantes de Amalucan propuesta federal de retomar proyecto de nuevo mercado

Josél Moctezuma

Comerciantes de Amalucan niegan la existencia de socavones, además de negarse a la construcción de un nuevo mercado una vez que la Federación dijo que podría retomar el proyecto.

Luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mencionara durante su conferencia matutina la posible reactivación del proyecto de “remodelación del Mercado Amalucan”, los locatarios le mandan un mensaje contundente: si persisten con el proyecto, persistirá la resistencia.

Locatarios exigieron respeto y, sobre todo, información, después de que a mediados de julio la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) anunciara la cancelación del proyecto, el hostigamiento, las irregularidades y los abusos por parte de las autoridades municipales continuó

Según lo denuncia la comitiva de locatarios defensores del mercado.


Señalan que el Gobierno de Claudia Rivera Vivanco, en complicidad con el antiguo líder del mercado Amalucan, Andrés Campos, complicaron las condiciones para los comerciantes al interior de la central de abastos pues cortaron la luz, el agua, el servicio de limpia y hasta de veladores. Aunado a esto, el director de Abasto y Comercio Interior, Irving Francisco De Ramón Bautista promovió la clausura de varios locales que eran administrados por opositores a la obra.


Cabe mencionar que los locatarios tuvieron que arreglar la situación de la energía directamente en CFE donde descubrieron que se dejó de hacer pagos desde agosto 2020 a pesar de que los comerciantes continuaron haciendo sus aportaciones hasta enero 2021 cuando comenzaron los diálogos sobre el proyecto.


Asimismo, denuncian que las declaraciones de la aún alcaldesa de Puebla sobre que el mercado está construido sobre un área socavada han impactado negativamente para las ventas, pues a pesar de no existir un dictamen público y certero que respalde esta información, desde marzo que comenzó el conflicto y hasta la fecha, las ventas han bajado un 75%, afectando a más de 120 familias, pues algunos comerciantes han tenido que cerrar sus locales temporal y/o definitivamente.

Dado que la información sobre la existencia de un supuesto socavón en el área Amalucan, no fue de conocimiento público sino hasta que SEDATU canceló el proyecto, ni fue argumento para la pertinencia de la reconstrucción del mercado, los comerciantes consideran que es una forma de amedrentarlos.

Por ello, solicitan que un geólogo imparcial, realice un estudio confiable y entregue un dictamen detallado sobre su verdadera existencia y su nivel de riesgo.


Denuncian también que en días pasados algunos compañeros locatarios fueron víctimas de agresión por parte de un grupo de comerciantes instalados en las carpas y resultaron heridos un menor de edad, una mujer y una persona de la tercera edad.