Joyas de María Félix de Cartier llegan al Museo Jumex
  • Maria Félix, la icónica actriz mexicana, fue una de las más grandes amantes de las joyas de Cartier y llegan al Museo Jumex

STAFF. El museo Jumex regresa a México algunas de las joyas icónicas de la casa francesa Cartier portadas por la actriz María Félix

A lo largo de su vida, La Doña coleccionó una impresionante cantidad de joyas y accesorios de la famosa marca francesa, muchos de los cuales se han convertido en piezas de colección y han sido vendidos por sumas exorbitantes en subastas.

Entre las joyas de Cartier de Maria Félix, destacan algunas piezas únicas y muy especiales que reflejan su estilo personal y su amor por los diseños audaces y llamativos.

Una de las joyas más icónicas de Maria Félix es su famoso collar de serpiente, que fue diseñado por Cartier en 1968.

E2KKHFWPV5G6VKLLTEFI65XFCQ
Joyas de Cartier de María Félix

El collar es una impresionante pieza de joyería hecha de oro y diamantes, y está diseñado en forma de serpiente con la cabeza y la cola adornadas con piedras preciosas.

El collar de cocodrilos de Cartier de María Félix

Se sabe que Maria Félix pidió personalmente a Cartier que le hiciera el collar, ya que le encantaba la imagen de la serpiente y quería una pieza única y poderosa que reflejara su personalidad.

La serpiente –que cabe destacar es una de las joyas favoritas de Pierre Rainero que forman parte de la Colección Cartier– y los cocodrilos, son la traducción del lenguaje visual que María Bonita buscaba revelar al café society.

‘¡Son simplemente mis joyas para el día!’, declaró en una visita a las carreras donde había cambiado la colección de coral por la deslumbrante serpiente.

La pieza que la pidió en 1968, se convirtió en el ícono total de la ostentosa y particular personalidad de María Félix, y se completó con los aretes que ordenó en 1971.

Cortesia de Cartier 1
Cortesía de Cartier

Los legendarios cocodrilos llegaron tras la muerte de su esposo y fue el trabajo de un súbito reto de María Félix, al llegar con un lagarto bebé a la boutique de Cartier y ordenar una pieza que lo replicara con realismo.

Lograron darle vida a la pieza más emblemática en la colección de joyería de La doña que pidió en 1968 y mas tarde, en 1975 pidió sus pendientes.

Otra de las joyas de Cartier de Maria Félix que es muy famosa, es su brazalete “Crocodile“, diseñado especialmente para ella por Cartier.

La pieza está hecha de oro y esmalte negro, y está diseñada en forma de un cocodrilo con los ojos de esmeraldas y diamantes.

JOYAS MARIA FELIX 1

Al igual que el collar de serpiente, el brazalete es una obra maestra de la joyería y ha sido vendido por millones de dólares en subastas.

‘Verás, me gustan las joyas grandes, me gustan las piezas voluminosas y rápidamente me di cuenta de que Cartier podía hacerlas como nadie más y, lo que es más importante, ¡sabía cómo hacerlas elegantes!’, declaró María Félix

Además de estas piezas únicas, Maria Félix también tenía una gran colección de joyas de Cartier más convencionales, como collares, pulseras, anillos y aretes, muchos de los cuales eran de diamantes y otras piedras preciosas.

También era conocida por personalizar algunas de sus joyas con su nombre y sus iniciales, lo que las hacía aún más especiales y personales para ella.

Así que, las joyas de Cartier de Maria Félix son verdaderamente impresionantes y reflejan su personalidad fuerte y única.

Cada pieza que podrás ver, es una obra maestra de la joyería y ha sido cuidadosamente diseñada y creada por la famosa marca francesa para una de las mayores leyendas de la pantalla grande de México.

¿En dónde guardan las joyas de María Félix?

Las joyas de Cartier de La Doña pertenecen al archivo especial de la casa joyera, Colección Cartier.

Si quieres conocerlas agenda una visita a la exhibición El diseño de Cartier: Un legado vivo, la cual llegará este martes 15 de Marzo a la Ciudad de México.