Aprueba Consejo Universitario por unanimidad el plan financiero para CU2

El Consejo Universitario aprobó por unanimidad de votos el recurso financiero necesario para la ejecución de Ciudad Universitaria 2, la cual se desarrollará en convenio con el gobierno del estado de Puebla, lo que permitirá un doble beneficio: el crecimiento de la infraestructura institucional para que a futuro se tenga capacidad de admisión; y, la preservación de la zona que conforma el Ecocampus, Valsequillo.

Con este proyecto de la Rectora María Lilia Cedillo Ramírez, presentado en la X Reunión del H. Consejo Universitario, se atiende el problema de alta concentración vial y de personas en Ciudad Universitaria: 56 mil estudiantes y 4 mil trabajadores, además de la demanda de mayor cobertura educativa y las limitantes que existen en espacios para el trabajo multidisciplinario, esto sin considerar que la mayoría de inmuebles de las ingenierías y ciencias naturales fue construida en la década de los 60.

En su intervención, la doctora Cedillo Ramírez destacó que CU2 beneficiará a un gran número de estudiantes, a quienes cada año se les niega el acceso a la educación superior por falta de infraestructura y personal, de ahí que este proyecto esté contemplado a mediano y largo plazo.

“Las cifras nos dicen que cada año más de 80 mil jóvenes aspiran a ingresar a la BUAP, pero más de 50 mil no lo logran porque no tenemos espacios ni condiciones de infraestructura, ni personal. Por eso el crecimiento de CU2 se plantea de manera gradual. Al ver esta situación estaba convencida de que teníamos que hacer algo para garantizar el acceso y una parte fundamental es el crecimiento de la planta física”.

Indicó que se realizó un análisis sobre las licenciaturas y facultades que tendrían más posibilidad de crecimiento y demanda a futuro, es así como se determinó brindar estos espacios a las ingenierías y ciencias naturales.

Otros de los aspectos que expuso fue el costo del proyecto, de ahí la pertinencia de entablar gestiones con el Ejecutivo del estado, con quien se acordó dividir por partes iguales el recurso que se invierta, el cual asciende a mil 200 millones de pesos, de los cuales 300 millones serán aportados por la universidad para ejercerse en 2023 y otros 300 millones para el ejercicio 2024. Estas cantidades serán igualadas por el gobierno estatal.